SI TODAS NOS MOVEMOS...TIEMBLAN LOS PILARES DE LA TIERRA

Así ha sido. Orgullosa y emocionada de poder recordar lo que sucedió en este día 8 de marzo de 2018. Deseo que sea uno de esos recuerdos para la memoria y que jamás olvide. Seis millones de mujeres y hombres se concentraron en toda España con un grito unánime: 

"ESTE PAÍS NO NOS GUSTA Y LO VAMOS A CAMBIAR"


(Plaza Nueva. Sevilla. 8 de marzo de 2018. a las 22.30 horas)

De raíz la reivindicación en igualdad salarial, la lucha efectiva y de una vez por todas para la erradicación definitiva de la violencia contra las mujeres en todas sus modalidades, y en el fondo, un grito desesperado y valiente de unidad por un cambio de estructuras, mentalidades y modos de gobernanza.

Hubo un claro antes y después en las ya incrédulas declaraciones de nuestro presidente y de otros cargos públicos. De un "movimiento elitista que no tendrá ninguna repercusión pública"...a un "joder, que está pasando...  si estas han sacado sólo los dientes y fíjate la que se ha montado...¿qué nos pasará si se ponen a caminar, avanzar, transformar y ejecutar medidas de acción de verdad...?"

Eso fue lo que sucedió ayer en España y en muchas partes del mundo. Las mujeres (incluso las que no estuvieron por convicción, o por imperativo), también estuvieron representadas en la voz de las demás. 

Y esto señores y señoras gobernantes/as os tendría que hacer al menos pensar...

Los pilares de la tierra (es decir, los fundamentos y estructuras sociales, políticas, económicas...) hoy han temblado. Se ha sentido el crujir de sus maderas secas; y las mujeres sólo hemos levantado un pie. 

Mañana, quizás nos plantearemos levantar el otro, y dar algún paso, y el siguiente. Y hasta puede que nos planteemos caminar juntas en una misma dirección. Y yo os diré lo que va a pasar. Que el cambio será imparable. 

Felicidades a todas las mujeres del mundo por este susurro que hemos dado y que nos ha permitido explicar a todos/as que estamos vivas, somos libres, y capaces de unirnos de verdad. 

Comentarios